Copyright © Gruta del Aguzou 2004
Contactarnos
Mapa del sitio
Página creada el: 15/09/04
Ud. está aquí: Índice > Antecedentes de la protección
HISTORIA Y CULTURA
La espeleología francesa

Al principio era una aventura exaltante donde se mezclaban los diversos talentos de exploradores y científicos. Había belleza para regalar, todo era nuevo e inmaculado; en fin, era normal y, en suma, banal.

El respeto del karst

En su famosa obra Los Abismos, É-A. Martel demostró en 1894 que las materias en descomposición en el fondo de una sima podían contaminar los manantiales situados a varios centenares de metros, o incluso a varios kilómetros. El autor consiguió hacer votar una ley, llamada ley Martel del 15 de febrero de 1902, que desde entonces prohibe verter cadáveres de animales y detritos putrescibles.

Esta ley fue una de las primeras normas del mundo llamadas a inducir respeto por el karst. Sin embargo, sólo se aplicó con un rigor variable. Ciertos grandes exploradores como A. Bourgin, N. Casteret, G. de Lavaur, B. Gèze y R. de Joly siguieron constatando la existencia de carroñas en las simas.

A pesar de las recomendaciones y del progreso sanitario, no es raro todavía hoy encontrar alguna durante una exploración.

 

 

Texto de Claude Viala, Presidente de la Federación Francesa de Espeleología de 1996 a 1999.

Extracto de Spelunca Memorias, n°23, año 1997.

(Continuación en la sección "Medidas de protección")

Francés I Inglés I Español I Alemán I Neerlandés I Italiano